Muévete sin tener que pedalear

Las bicicletas electricas son una maravilla de estos tiempos. Visualmente parecen bicis normales, pero tienen un motor conectado lo mismo que en la rueda delantera que trasera, el cual permite al avance de la misma. La energía de este motor es suministrada por una batería que se recarga en la red eléctrica o mediante un panel solar. La autonomía de estas bicis suele oscilar entre los 25 y los 70 kilómetros por hora. Al igual que las bicis de montaña, las mismas disponen de un sistema de cambios de desarrollo, que posibilita elegir la distancia que se recorrerá en cada pedalada.

Las bicis en cuestión son más económicas que las motos y coches, de ahí que muchas las personas las compren. Aunque en realidad los motivos más frecuentes son otros. Por ejemplo, para andar en estas bicis no se necesita permiso ni seguro, pues las mismas se rigen por las mismas directrices que las bicis convencionales. Claro, eso también implica que si se sobrepasa la velocidad establecida, la responsabilidad es del conductor.

En fin, que siempre es un placer andar en estas bicis. Te recomiendo experimentes y verás qué bien la pasas.