La ilusión por vivir

Dicen que la gran pandemia que estamos viviendo cambiará completamente la forma de vivir, de trabajar, de relacionarnos. Dicen que el maldito coronavirus nos ha puesto a prueba a todos, sobre todo mental y emocionalmente. Quien no haya tenido un solo día de bajón, no es humano.

Somos muchos los que hemos visto cómo nuestros negocios se han visto perjudicados, nuestros amigos o familiares están en situaciones complicadas, y muchos otros interrogantes difíciles de solucionar. Pero señores y señoras, sé que suena muy tópico, pero la realidad es que no hay que perder de vista la suerte que hemos tenido todos aquellos que nos hemos salvado de las garras de este virus, y esto es motivo suficiente para celebrar la vida. Hay que seguir luchando, guerreando, batallando por vivir. Hay que reflotar nuestras vidas y nuestros negocios. Es una oportunidad para reformular las estrategias que antes nos funcionaban y encontrar nuevas líneas de negocio. Son muchísimas las empresas de nuestro país que se ven obligadas a ello (ver aquí algunos ejemplos) y serán muchas las que en un futuro, esperemos y deseamos que no muy lejano, en cierta manera den gracias a esta tremenda crisis por haberles obligado a salir de su zona de confort.

Nunca nada fue fácil, la vida es una suerte de obstáculos que hay que ir superando. Tenemos que aprender a luchar constantemente y a no sucumbir a la presión. Y es fácil decirlo, pero difícil hacerlo, pero por eso existen herramientas para luchar, creer en uno mismo y en los demás, saber lo que uno quiere y proyectar. Actuar, generar oportunidades, aprender a vivir, no solamente a sobrevivir. Y todo volverá a vivir, no a ser como antes porque nunca más será así, pero volveremos a disfrutar de la vida y esperemos que también de una buena cerveza con nuestros amigos.